5 ideas para aromatizar el café

Si te gusta el café y estás cansado o cansada de tomarlo siempre de la misma manera, vamos a alegrarte el día. Y es que hay muchas maneras sencillas de aromatizarlo, lo que supone darle un aire especial, un sabor diferente. 

Y es que en Moccabox sabemos lo importante que es disfrutar de un buen café. Por ello siempre sugerimos a nuestros clientes que prueben cosas nuevas, que enriquezcan su manera de disfrutar del café. 

5 ideas para aromatizar café

Hay muchas maneras sencillas con las que podemos aromatizar nuestro café, lo que supondrá darle más aroma e incluso alterar su sabor haciéndolo más rico y placentero.

1. El espacio de almacenamiento

Este recipiente debe ser hermético para evitar que la luz o el aire puedan alterar la calidad de nuestros granos o nuestro café molido. Y en su interior es donde podemos introducir distintos productos con los que poder aromatizarlo.

Podemos, por ejemplo, incorporar unas ramas de vainilla y dejarlas con el café para que lo endulce. También funcionan muy bien unas semillas de clavo o unas semillas de cardamomo. Antes de realizar la selección huele y prueba cada una de ellas para que luego no te disguste el resultado. Eso sí, recuerda que al preparar el café la presencia del aroma será más suave de lo que huelas en el bote.

2. Agregar elementos durante la molienda.

Una segunda manera de aromatizar el café es agregar elementos durante la molienda. Esto lo puedes hacer, obviamente, si eres de los que adquieren el café en grano y luego lo muele a conciencia cuando lo necesita. Pues bien, para aromatizar en este punto hay que incorporar las especias junto a los granos y molerlo todo junto. En este punto funcionan muy bien, además de las especias ya mencionadas, un poco de piel de cítrico o unos granos de pimienta. Y es que e dan un gusto muy especial y distinto. También puedes probar con los frutos secos, pero intenta que queden completamente integrados en el polvo que vas a manipular luego.

3. Agregar los productos ya molidos

En caso de que nos dispongas de molinillo, hay una tercera opción que es agregar directamente molidos los productos para aromatizar al café ya en polvo. De manera que los mezclemos a mano antes de preparar la cafetera.

4. Directamente sobre la taza.

Como cuarto método de aromatización del café hay que destacar el trabajo que se puede hacer sobre la taza. En este caso podemos optar por echar el producto a la taza antes de llenarla de café, o bien llenar la taza de café y luego trabajar sobre la superficie del mismo.

En este sentido, por ejemplo, podemos cambiar el azúcar por almíbar (que aplicaremos sobre la taza antes de llenarla de café) o por usar un azúcar avainillado para darle un aire diferente que afecte al gusto.

5. Añadir otros productos aromatizados

Finalmente, una manera de dar aroma al café es añadirle otros productos aromatizados previamente. Esto es relativamente sencillo en el caso de que vayamos a preparar un café con leche. La leche es una bebida que se aromatiza de manera sencilla y que lo hace de manera rápida. Ideal es el resultado que obtenemos al agregarle siropes, vainilla, frutos secos, e incluso licores de fruta como la manzana o el melocotón. Lo que supondrá disparar la experiencia sensitiva de nuestro café.

En cualquier caso, recuerda que el resultado que obtendrás va a depender en muchos casos, de la calidad del grano o del café molido que emplees de partida. Así pues, desde Moccabox te recomendamos adquirir alguno de nuestros productos o incluso suscribirte a nuestro servicio de envío de café. Y es que no hay nada más placentero que quedar para tomar un buen café.

 

taza de café aromatizado
No hay comentarios

Publicar un comentario